Ya no somos un Estado de Derecho

by
Mapa del Ecuador

Ecuador: Un Estado Social de Derecho

Ecuador, hasta 2008, se define como un Estado Social de Derecho. Eso está en el artículo 1 actual:

Art. 1.- El Ecuador es un estado social de derecho, soberano, unitario, independiente, democrático, pluricultural y multiétnico. Su gobierno es republicano, presidencial, electivo, representativo, responsable, alternativo, participativo y de administración descentralizada.

La soberanía radica en el pueblo, cuya voluntad es la base de la autoridad, que ejerce a través de los órganos del poder público y de los medios democráticos previstos en esta Constitución…

Estado Social de Derecho es una categoría creada hace muchos años para significar, fundamentalmente, dos cosas:

1. Que un país está sometido al dictado de la ley (y no al capricho de un individuo o grupo de). Por eso es Estado de Derecho.

2. Que ese país tiene un gobierno orientado a satisfacer las necesidades de la sociedad (vivienda, salud, educación). Por eso es Social.

Según Wikipedia, este concepto es originariamente alemán, donde se le llamó Socialztaat. Eso puede traducirse como Estado Social. En realidad, el decir Estado supone que estamos hablando de un país con normas.

Ahora, la definición Estado de Derecho es reemplazada por Estado constitucional de derechos y justicia. Esta definición se encuentra en la Constitución venezolana y en el proyecto boliviano aún pendiente de aprobación. Ya no se define al Estado junto al concepto de Derecho como “norma” sino junto al concepto Derecho como “atribución o garantía”. También dice que el Estado es consitucional de justicia. Se supone que la justicia se alcanza por los medios establecidos en el Derecho (como norma), pues no sería racional creer que uno puede lograr la justicia por mano propia.

Veamos otros adjetivos calificativos que le ponen al Estado:

Art. 1.- El Ecuador es un Estado constitucional de derechos y justicia, social, democrático, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de república y se boierna de manera descentralizada.

La soberanía radica en el pueblo, cuya voluntad es el fundamento de la autoridad, y se ejerce a través de los órganos del poder público y de las formas de participación directa previstas en la Constitución.

Los recursos naturales no renovables del territorio del Estado pertenecen a su patrimonio inalienable, irrenunciable e imprescriptible.

Veamos uno por uno los adjetivos que le ponen al Estado:

  • El Ecuador es un Estado social. Bueno, aquí está el concepto alemán que queríamos.
  • El Ecuador es un Estado democrático. Tal como en la Constitución 1998.
  • El Ecuador es un Estado soberano. No veo cómo pueda cuestionarse eso.
  • El Ecuador es un Estado independiente. Ninguna novedad tampoco.
  • El Ecuador es un Estado unitario. Significa que no es federación, por ejemplo.
  • El Ecuador es un Estado intercultural. ¿Qué es un Estado intercultural? En la Constitución 1998, aparece como Estado pluricultural y multiétnico. Parece que estas palabras sí son adjetivos para un Estado.
  • El Ecuador es un Estado plurinacional. Aquí hubo fuerte debate. Luis Hernández recordó una demanda de un pueblo indígena que, argumentando llamarse nacionalidad, reclamaba el derecho a decidir si se instalaba un proyecto económico o no. Se puede prestar para manipulaciones. Personalmente, me gustaba la definición de la Constitución 1998: el Estado como tal se define como pluricultural y multiétnico, pero reconoce más adelante que los pueblos se denominan -ellos a sí mismos, con su concepto particular- como nacionalidades.
  • El Ecuador es un Estado Laico. Gracias a Dios, vuelve a aparecer este concepto que en la Constitución 1998 se cayó.

En la versión 2008 solo dice que se organiza como república y se gobierna de manera descentralizada. En la anterior, decía que: “Su gobierno es republicano, presidencial, electivo, representativo, responsable, alternativo, participativo y de administración descentralizada.”

Ambos textos dicen que la soberanía radica en el pueblo. Ambos dicen que esta soberanía es base de la autoridad y que tal soberanía popular se ejerce a través de los órganos estatales y con las formas de participación directa previstas en la Constitución. Palabras más palabras menos, no cambia mucho esto.

Es una novedad, eso sí, que en este artículo se diga que los recursos no renovables son patrimonio estatal. Parece que estos recursos son tan importantes para el Estado que son parte misma de su definición. Equivale a que si a usted le preguntan quién es, dijera no solo su nombre, su origen y su ocupación, sino que además dijera: “…Y además soy dueño de un carro XYZ” Es curioso que una definición tan materialista entrara en una constitución hecha por hippies.

En el artículo 1 de la Constitución pasada, se define al idioma oficial y a los símbolos patrios. Dejo este análisis para mañana, pues eso aparece en el artículo 2 de la versión 2008.

Nota final: Amigos lectores, no se asusten, no vienen 444 posts de análisis artículo por artículo. Solo desmenuzo así los primeros que son muy importantes y después iremos proponiendo los análisis por capítulos o secciones enteras, para ver la película completa.

7 comentarios to “Ya no somos un Estado de Derecho”

  1. James Profit Says:

    Major: Con respecto a la reinvindicación de la propiedad de los recursos naturales no renovables, la verdad es que a mi no me sorprende considerando que el gobierno se define como Socialista del Siglo XXI, bajo esta definición, se establece que el estado debe apropiarse de la administración y el usufructo de los recursos naturales no renovables debido a que en los paises latinoamericanos, generalmente el usufructo de estos estuvo durante muchos años en manos privadas y esos recursos, salvo honrosas excepciones, no se quedan en el país de origen.

    Por otro lado el termino “intercultural” según consulté con un conocedor del tema, refleja la intención de establecer que estas culturas múltiples (multicultural) tienen una relación cercana entre ellas (inter) y se consideró que manifestar esta vinculación era más importante que lo otro y que está sobreentendido.

    Finalmente concuerdo contigo en el “gracias a Dios” de haber colocado nuevamente el término LAICO.

  2. jota_major Says:

    Suena irónico pero es verdad: hay que agradecer a Dios que el Estado sea laico. Siempre me he imaginado cómo viviría en un país que tenga religión oficial no fuese la mía, irán por ejemplo: sería invivible!

  3. bahiana Says:

    Hola Jota,

    pasé por aquí porque me pareció interesante eso de que ‘ya no somos un estado de derecho’. y cínica que amanecí hoy me preguntaba si algún día lo hemos sido. (me refiero a la definición de estado de derecho que anotas en el post, ¿no? eso de que nos gobernamos por las leyes y no por la voluntad de alguien por ahí).

    pero bueno, eso aparte, me pregunto si la redacción del nuevo artículo (Estado constitucional de derechos…) pretende dar al traste con aquello de que ‘nos gobernamos por leyes y no por caprichos’. yo creo que no, la verdad. creo que sguimos teniendo la aspiración (autoengaño, dirían algunos) de que nos rigen marcos legales (si no, para empezar, ¿por qué reformar la constitución?). y entonces, eso de que somos ahora (suponiendo que pase el proyecto de montecristi, obviamente) un estado de derechos (atribuciones y garantías) no previene que sigamos siendo uno de Derecho (regulado por normas). creo.

    eso dicho, ¿será que esto del ‘estado de derechos’ es término novelero o una verdadera innovación como sugiere tania hermida? según yo ‘estado constitucional’ es eso ‘un estado de derechos’ un estado donde hay cosas, valores, principios (¡derechos, vaya!) no están sujetos a las veleidades de la democracia. eso en crudo porque hay quienes dicen que democracia y derechos humanos son mutuamente reenforzantes (opinión con la que yo concuerdo,por cierto).

    saludos.

  4. jota_major Says:

    decir Estado Constitucional significa que el Estado debe apegarse a la Constitución.

    si yo escuchara Estado Legal, sería uno apegado a la ley, que es de menor jerarquía que la Constitución,

    pero si yo digo Estado de Derecho, me estoy refiriendo al derecho como gran concepto: como un sistema de normas, principios y razonamientos que va más allá de una constitución, que incluye a ésta, así como incluye a las leyes, a los reglamentos y a todas las normas, pero incluye también a los grandes principios que no están en ningún texto escrito, así como a un razonamiento global, tan grande y, tan casi-perfecto, que no ha sido descubierto totalmente por el ser humano: apenas unas partes del Derecho son visibles a nosotros.

  5. JOSE CHALCO SALGADO Says:

    fElicito por tu valisoso aporte.
    Muy objetivo y necesario en la actualidad. Creo que es hora de darse cuenta que el escribir es un arma muy poderosa frente a los misiles y los insultos que el gobierno central ya esta acostumbrado.
    Es primordial seguir en la lucha.
    adelante.
    saludos

  6. Alejandro Says:

    Muy interesante el análisis.

    Respecto a lo del estado laico, a mí me gusta más el viejo término de aconfesional, que significa lo mismo pero es más claro y propio.

  7. anabel zapata Says:

    no encuentro lo que quiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: