Traje a la medida y demasiados artículos

by

1. Política económica

Uno de los grandes peros que se le puso a la Asamblea, por la forma cómo se logró llevar a cabo, es el riesgo de que el producto sea una “Carta Correísta”. Esta duda ya estuvo en este blog y debió esperar el texto constitucional para ser despejado.

Los artículos relacionados con la política económica no están redactados para una duración muy prolongada: en lugar de establecer principios generales, los asambleístas han puesto la teoría del plan del gobierno actual en materia económica:

  • Enumera los sectores “estratégicos” y se reserva para el Estado el derecho de gestionarlos y también de controlarlos. La ley regulará el rol de la empresa privada en sectores estratégicos y servicios básicos.
  • Elimina el concepto “economía social de mercado” por el de “economía social y solidaria”.
  • Distribución equitativa y solidaria de los beneficios generados “socialmente”.
  • Consagra que el presupuesto servirá para pagar subsidios, pero también para financiar incentivos a la producción.
  • Todo gasto permanente se financiará con ingreso permanente.
  • Política fiscal debe apuntar a la estabilidad económica, no a la estabilidad fiscal.
  • Son ingresos permanentes: tributos y aranceles. Son ingresos no-permanentes: deuda y extracción de recursos no renovables.
  • Solo entes públicos pueden financierse por tasas y contribuciones. Esto elimina aportes obligatorios a SOLCA o JBG, por ejemplo en el uso de crédito diferido en tarjetas de crédito.
  • Compras públicas deben priorizar el producto nacional, especialmente de la economía popular y solidaria.
  • El cuarto poder (control ciudadano) controlará el endeudameitno público.
  • Reglas para hacer más difícil el endeudamiento.
  • No se podrá financiar gasto permanente con deuda pública.
  • Se prohíbe la estatización de deudas privadas y la concesión de garantías de deudas privadas por parte del Estado.
  • Presupuesto plurianual (4 años). Pablo Lucio Paredes y Roberto Noboa votaron a favor de este artículo.
  • El Legislativo no puede modificar el presupuesto, solo se permiten ajustes por sectores de ingresos y gastos sin alterar el monto global de la proforma.
  • Se prohíbe preasignaciones presupuestarias, excepto para gobiernos seccionales, educación superior, Sector Educación y Sector Salud.
  • Cuenta Única del Tesoro. Larga vida al e-Sigef.
  • Principios del sistema tributario: generalidad, progresividad, simplicidad administrativa, no retroactividad, equidad y suficiencia recaudatoria.
  • La moneda de uso común constará en la Ley. Actualmente, el art. 264 señala que la moneda es el sucre.
  • Principios de la política exterior: integrarse en la globalización, pero de manera estratégica, promover exportaciones con valor agregado, aprovechar economías de escala y diversificar destinos.
  • Sistema financiero: “servicio público delegable”, como León Roldós ha propuesto desde hace años. Correa ha dicho que esa frase puede prestarse para que algún rato un banco quebrado se haga el loco y le devuelva el “servicio público” al Estado, para que se haga cargo del muerto.
  • Sistema financiero reconoce no solo a bancos y cooperativas, sino también a asociaciones, cajas y bancos comunales.
  • El Estado fomenta el acceso a los servicios financieros y a la democratización del crédito. No se cómo se democratiza el crédito.
  • La ley puede declarar “no privatizable” a cualquier negocio.
  • Los recursos no renovables son de propiedad del Estado, su explotación se realizará directamente por medio de empresas públicas o de forma delegada por empresas privadas y comunitarias, de conformidad con la ley.

De todas estas decisiones, lo más grave es la eliminación de la economía social de mercado. Explico en detalle: Si mañana es necesario probar en un juicio qué cosas puede o no hacer el Estado o qué cosas puede o no hacer un particular, yo puedo explicar al juez que el marco general se llama Economía Social de Mercado y que el concepto, características, especies y rol del Estado y de los particulares han sido explicados por economistas y filósofos en muchos libros. En cambio, si pasado mañana (con una nueva constitución), se necesita explicar a un juez que el Estado no puede hacer algo o que DEBE hacer algo, no podré presentar ningún libro que explique qué es “economía social y solidaria”. Tal vez pueda presentarle algunas entradas de blogs en la página de la Asamblea, pero no creo que sean tan consistente como los 50 años de libros que se puede encontrar sobre el concepto actual.

En lo positivo: sí menciona al mercado como parte del sistema económico. No cualquier mercado, sino uno con características positivas (que, en muchos ámbitos, no se ve en nuestro país):

“Se promoverá el intercambio de bienes y servicios en mercados transparentes, competitivos y complementarios, priorizando la satisfacción de las necesidades de la sociedad.”

Esta forma de redacción se parece mucho a un traje a la medida de este gobierno. No digo que no coincida con algunos puntos arriba señalados, pero me parece demasiado detalle entrar a temas como una cuenta única del tesoro.

Si después de varios años gana un presidente de derechas, difícilmente podrá ejecutar su plan sin romper la constitución. El resultado: el trabajo que ahora se hace no durará más que aquel que realizaron Hurtado y compañía en Sangolquí hace diez años.

Es importante aclarar que estos artículos fueron debatidos en el pleno, es decir, aún no han sido aprobados en segundo debate. Aprecio mucho sus comentarios, que ojalá sean leídos también en ciudad Alfaro.

Más info:

Principios Generales del Desarrollo (texto previo ya aprobado por el pleno).

Artículos del sistema económico (de donde sale el resumen).

Informe de minoría (Pablo Lucio Paredes y Roberto Noboa).

2. Constitución extensa

Otra oferta de la Asamblea en sus inicios fue hacer una constitución manejable. Es decir: sucinta.

No se ha cumplido. A la fecha se han aprobado 57 artículos. Para ir a segundo debate están 167. Hasta ahí, van 224 artículos.

Pero diversos capítulos están pendientes y se especula que serían 99 los artículos que saldrán de las Mesas. En total: 323 artículos.

Para comparar: en la Constitución actual hay 284 artículos y son demasiados en mi opinión.

No se ha hecho una cuenta de cuántas Disposiciones Transitorias saldrán.

3. Correa y la opinión de Tania Tinoco

He escrito este post después de ver una entrevista que Alfonso Espinosa de los Monteros y Tania Tinoco hicieron a Rafael Correa. A ratos, también fue una entrevista de Rafael Correa a Tania Tinoco.

Para mi, se ha vuelto un hobbie cachar errores del presidente en su cadena. Parece que Tania tiene la misma afición, pues le repitió algo que textualmente dijo el Presidente sobre la oposición de Eduardo Delgado, Napoleón Saltos y otros:

“esos grupos intrascendentes, nunca estuvieron con nosotros: que se vayan no más”

Correa le dijo a Tania que seguramente él dijo “grupos intransigentes”, pero en realidad dijo “grupos intrascendentes”: yo lo escuché.

Al final, la entrevista terminó pero Correa y Tinoco siguieron discutiendo. Buena parte de la discusión televisada se refereía a sobre si es o no relevante la opinión de Tania Tinoco.

Seguramente el Presidente salió de Bellavista convencido de que ganó una discusión. El problema es que lo que realmente gana es una fama de “fosforito” y además -él sí- de “intransigente”.

5 comentarios to “Traje a la medida y demasiados artículos”

  1. quark schiz Says:

    Estoy de acuerdo en que son demasiados artículos. Como si la falta de leyes y códigos fuese el problema en este país. Lo más grave es que eso de “economía social de mercado” ni siquiera legitima lo que ellos llaman neoliberalismo. En realidad se refiere a una economía con mercado, y son ideas que tienden más al centro (los partidos democristianos y socialcristianos por definición son conservadores y centristas).

  2. Jose Luis Says:

    ¿Concuerdan las políticas públicas que ha adoptado el Ecuador en los últimos años con aquellas necesarias para que florezca una economía social de mercado?

    R.//No, breve intento en el 92.

    ¿Concuerdan las políticas públicas que está adoptado el Ecuador “asamblea” para que florezca una economía social de mercado?

    R.// No. Prácticamente le inyecto formol.

    ¿Concuerdan las políticas públicas que ha adoptado el Ecuador en los últimos años con aquellas necesarias para que florezca una economía socialista o socialista del siglo xxi o social y solidaria o similar?

    R.// Hubieron muchos casos.

    Lo que sí ha sucedido:

    El sistema judicial nunca fue correctamente estructurado y siempre utilizado, no para preservar el estado derecho o el imperio de la ley, valió para prevalecer los intereses de ciertos grupos de poder. El Ecuador nunca privatizó (modelo que tanto asustó) ni remotamente lo suficiente. Se quiso inyectar eficiencia y agilidad a las empresas públicas. Resultados en la actualidad, soberanía nacional y empleo comprometidos a los grupos sindicalistas, curiosamente los principales argumentos para evitar la venta. Educación estatal ineficiente, centralizada y de pésima calidad, manejada tradicionalmente por un grupo a fin que con la idea estado proveedor se evitó siempre todo sistema de evaluación, mejoramiento, entrega de información, etc. Además se privilegiaron adeptos a ese movimiento evitando cualquier tipo de cambio. Régimen laboral, con mínima o ninguna flexibilidad, adecuada para quebrar cualquier institución por medio de jugosas indemnizaciones gracias a los exuberantes contratos colectivos, respaldados por un código laboral no acorde a estos tiempos que vence cualquier incentivo al emprendimiento y contratación. Casi todo sector económico ha sido normado y regulado,…., entre otros…

    Vale preguntarse si acaso se justifica resaltar las ideas de proteccionismo, intervención estatal, regulación, control de precios, desperdicio de fondos públicos, discrecionalidad, nacionalismo, etc. por la debacle de la larga noche neoliberal, tal como ellos argumentan??

    Sería deseable todo un documental informativo surgido de una minuciosa investigación para explicar la mañosería política detrás de las políticas públicas en Ecuador a lo largo de los últimos años. El problema sería la fuente, quizás hagamos como el presi, contratando argentinos expertos en cálculo y prosa para que nos digan la verdad. (No creo)

  3. Jose Luis Says:

    ¿Concuerdan las políticas públicas que ha adoptado el Ecuador en los últimos años con aquellas necesarias para que florezca una economía social de mercado?

    R.//No, breve intento en el 92.

    ¿Concuerdan las políticas públicas que está adoptado el Ecuador “asamblea” para que florezca una economía social de mercado?

    R.// No. Prácticamente le inyecto formol.

    ¿Concuerdan las políticas públicas que ha adoptado el Ecuador en los últimos años con aquellas necesarias para que florezca una economía socialista o socialista del siglo xxi o social y solidaria o similar?

    R.// Hubieron muchos casos.

    Lo que sí ha sucedido:

    El sistema judicial nunca fue correctamente estructurado y siempre utilizado, no para preservar el estado derecho o el imperio de la ley, valió para prevalecer los intereses de ciertos grupos de poder. El Ecuador nunca privatizó (modelo que tanto asustó) ni remotamente lo suficiente. Se quiso inyectar eficiencia y agilidad a las empresas públicas. Resultados en la actualidad, soberanía nacional y empleo comprometidos a los grupos sindicalistas, curiosamente los principales argumentos para evitar la venta. Educación estatal ineficiente, centralizada y de pésima calidad, manejada tradicionalmente por un grupo a fin que con la idea estado proveedor se evitó siempre todo sistema de evaluación, mejoramiento, entrega de información, etc. Además se privilegiaron adeptos a ese movimiento evitando cualquier tipo de cambio. Régimen laboral, con mínima o ninguna flexibilidad, adecuada para quebrar cualquier institución por medio de jugosas indemnizaciones gracias a los exuberantes contratos colectivos, respaldados por un código laboral no acorde a estos tiempos que vence cualquier incentivo al emprendimiento y contratación. Casi todo sector económico ha sido normado y regulado,…., entre otros…..…

    Vale preguntarse si acaso se justifica resaltar las ideas de proteccionismo, intervención estatal, regulación, control de precios, desperdicio de fondos públicos, discrecionalidad, nacionalismo, etc. por la debacle de la larga noche neoliberal, tal como ellos argumentan??

    Sería deseable todo un documental informativo surgido de una minuciosa investigación para explicar la mañosería política detrás de las políticas públicas en Ecuador a lo largo de los últimos años. El problema sería la fuente, quizás hagamos como el presi, contratando argentinos expertos en cálculo y prosa para que nos digan la verdad. (No creo)

  4. j_major Says:

    una economía social de mercado necesita varias condiciones:
    * ley y control de monopolios y abusos de mercado
    * empresas con un capital abierto
    * jueces que sean ágiles, sabios y honestos
    * un sistema transparende de compras públicas (en general, el tamaño del Estado lo hace un comprador trascendente).

    nada de eso hay en Ecuador actualmente. => no existe economía social de mercado

  5. Danny Says:

    Hola J_mayor

    Te faltó señalar lo fundamental: promover un libre mercado con intervención estatal sólo en cuanto a asistencia social sin convertirse en un Estado de Bienestar (el ogro filantrópico).

    Sin embargo la ESM es deficiente precisamente en eso, pues la economía libre ya es de por sí orientada socialmente (el capitalismo en busca de beneficios solo puede lograrlos satisfacienso necesidades de los individuos), y mas bien aumentando el asistencialismo, incluso el de tipo limitado, entorpece al mercado, distorsiona el sistema de precios y crea conductas económicamente perniciosas como grupos de desempleados dependientes del cheque de desempleo, familias irresponsables que viven sin trabajar incluso contando con recursos para ello, enormes costos en impuestos a los ciudadanos gastados en recursos subsidiados mal utilizados, falta de competitividad, sistemas de discriminación tributaria y sistemas de discriminación positivis.

    Digamos que Ecuador fue una ESM en los años sesenta y nos iba bien, pero la falta de moderación, el populismo, el cepalismo y las dictaduras militares y dictaduras constituyentes debilitaron el sistema, agredieron la propiedad privada (reformas agrarias) y estatizaron la economía generalmente en forma monopólica (IESS, CEPE/Petroecuador, Ietel/Emetel/Andina-Pacifictel, Inecel/Translectric/Fondo Solidaridad, ENFE, Enac-Emprovit-Ensemillas-Fertisa, Ierac-Inda-Iniap). (¿Cuál larga noche neoliberal?)

    Ese es el problema de poner condicionantes a la propiedad privada, de no poner límites al gobierno, de permitir que las leyes crezcan desmesuradamente y permitir constituyentes y reformas hechas al apuro y al antojo (y por eso ahora hay que votar NO en el referéndum). La ESM puede funcionar siempre que se tienda a reducir el intervencionismo y no al revés.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: