Tips para votar 1: Vote por uno menos

by

De acuerdo a datos matemáticos, es mejor votar por 23 candidatos en la lista nacional y, en todo caso, por uno menos del máximo de candidatos en cada papeleta provincial.

Evidentemente, si a más de esa fórmula, se vota en plancha (es decir, plancha menos uno), se potencia aún más el voto. La idea es que la raya “suelta” vale más que la raya que forma parte de la plancha.

A continuación la explicación que realiza Vicente Albornoz en El Comercio:

Artículo publicado el domingo 23 de septiembre:

‘Un voto que vale 2,33’
9/23/2007
Por Vicente Albornoz Guarderas

Ese fue el título de un artículo que publiqué en noviembre del 2006, en el que criticaba el sistema de votación que se había utilizado en las elecciones legislativas de octubre de ese año. Lo criticaba por parecerme poco democrático y demasiado confuso. Desgraciadamente, las pocas críticas que se hicieron en esa época fueron desoídas y para las próximas elecciones se están manteniendo muchas de las normas absurdas del año pasado.

El problema empieza en que esta no es una elección entre personas. En realidad, los cientos de fotografías que aparecen en cada papeleta no son más que un engaño para hacernos creer que podemos elegir entre personas, pero no es así. La dura realidad es que esta es una elección en las que están compitiendo listas. La pelea no es entre las personas que son candidatos, sino, entre las diferentes listas.

Vamos al comienzo. Hay dos tipos de votos: en plancha y entre listas. El voto en plancha ocurre cuando usted vota por todos los candidatos de una lista. El voto entre listas ocurre cuando usted vota por candidatos de dos o más listas. El lío comienza cuando se quiere sumar los votos en plancha con los votos entre listas, operación regulada por el artículo 105 de la Ley de Elecciones.

El primer paso es establecer por cuántos candidatos votaron, en promedio, quienes lo hicieron entre listas.

Después se dividen los votos entre listas para ese promedio y así, ya divididos, se los suma a los votos en plancha y se obtiene la votación consolidada.

En las elecciones de octubre 2006, los pichinchanos que votaron entre listas lo hicieron, en promedio, por seis candidatos, a pesar de que podían hacerlo hasta por 14. Si en esta provincia usted votaba por seis, su voto valía igual que uno en plancha. Si votaba por 13 candidatos, su voto valía por 2,1 votos en plancha y si lo hacía por 14 (de al menos dos listas), su voto valía 2,33. Al mismo tiempo, si sólo votaba por uno, su voto valía 1/6 de un voto en plancha (el hecho de que la unidad de medida sea el voto en plancha confirma que esta es una pelea entre listas).

De manera que si usted quiere favorecer a una lista específica en Pichincha, lo ideal es que le dé 13 votos. Darle 14 votos sería un voto en plancha y eso vale menos. Para el caso de la votación nacional, es mejor que le dé 23 votos a su lista preferida en lugar de los 24 que le podría dar. En Guayas, 17 da más que 18, en Manabí siete da más que 8 y en Azuay 4 da más que 5. Y todo eso es muy absurdo, y muy real.

Luego de todas estas sumas, promedios y divisiones, recién empieza la repartición de escaños. Ese sistema de asignación es tan complejo que merece otro artículo para explicarlo. Valga señalar, únicamente, que promueve la fragmentación en la asamblea.

Quiero concluir de una manera similar a mi artículo del año pasado: el sistema es demasiado complejo, rompe con principios democráticos básicos y debería derogarse. La solución es reintroducir el sistema que se usó en 1998, aquel sistema por candidatos y sin plancha, en el que si usted quería que alguien gane lo único que tenía que hacer era votar por esa persona. Claro que eso era demasiado simple para quienes nos quieren engañar.


Y otro artículo, con el mismo título, publicado el 19 de noviembre de 2006:

Un voto que vale 2,33
11/19/2006
Por Vicente Albornoz Guarderas

El sistema de elección en listas aplicado en las últimas elecciones tiene dos gravísimos defectos. El primero es que resulta demasiado complejo y poco transparente para el votante. Explicar en detalle el mecanismo pudo resultar mucho más largo que explicar el plan de gobierno de los candidatos y, por lo tanto, es casi seguro que al momento de la votación nadie pudo predecir el efecto de su voto.

Pero el mayor problema es que se rompió uno de los principios básicos de cualquier elección democrática pues no todos los electores tuvieron el mismo peso y, para complicar la cosa, el peso de cada voto dependió de la decisión de los restantes electores. Por ejemplo en Pichincha, donde se elije a 14 diputados, si una persona votó por 14 candidatos de diferentes partidos, su voto tuvo 2,33 veces más peso que si lo hizo por los 14 candidatos del mismo partido. Todo esto se desprende de un interesante estudio que Diego Carrasco y David Molina están por publicar en ‘Carta Económica’, de Cordes.

Para explicar el tema, sigamos en Pichincha, donde 543 000 votantes depositaron votos válidos en plancha y 202 000 depositaron votos selectivos. Dado que, en promedio, las personas que dieron un voto selectivo marcaron seis candidatos, se creó un ‘ponderador’ que dividió los votos personalizados por 6 para luego sumarlos a los votos en plancha. De esta manera, si una persona dio un voto selectivo por seis candidatos, su peso equivalió a quien lo hizo en plancha. Pero si alguien votó por 14 candidatos de diferentes partidos, entonces su peso tuvo un valor 2,33 veces superior a las planchas.

En otras palabras, si usted quería que gane un partido en especial tenía que darle 13 de sus 14 votos a ese partido y regalarle un voto a otro partido. Y esa es la estrategia sencilla, porque suponemos que usted quería que gane un partido, pero si quería que gane un candidato en especial la cosa era aún más compleja. Lo que tenía que hacer es votar por su preferido y, de los restantes 13 candidatos de la lista, debía votar por los 12 menos opcionados (en la práctica, algo casi imposible de hacer).

Si hasta ahora el sistema le parece complejo, entonces prepárese para lo que viene pues cuando ya se tiene la suma de los votos en plancha más los selectivos divididos para el ponderador, entonces recién se empieza a aplicar el sistema D’Hondt en el cual el total de votos de cada partido se divide para 1,2,3,4, etc. y se escoge los 14 cuocientes más altos para decidir cuántos diputados tiene cada partido. Luego, de los partidos que reciben diputados se ve quiénes son los más votados y se les asigna la curul. Cabe resaltar que el famoso D’Hondt ya fue declarado inconstitucional.

Volviendo al inicio del artículo, queda claro que el sistema es demasiado complejo y que rompe con principios básicos de la democracia. La conclusión es que debería derogarse de un plumazo lo más rápido posible. Y la solución es sencilla: reintroducir el sistema que se usó en 1998, aquel sistema de votación sin plancha y por candidatos en el que si usted quería que alguien gane lo único que tenía que hacer era votar por esa persona. Claro que eso era demasiado simple para quienes quieren engañarnos.


2 comentarios to “Tips para votar 1: Vote por uno menos”

  1. schiz Says:

    Me pregunto por qué cabe resaltar que el D’Hondt fue declarado inconsitucional. El D’Hondt que se usó enlas pasadas elecciones de diputados era un D’Hondt modificado, el cual daba más cancha a las minorías, cosa que está en armonía con lo que dicta la Constitución. El presente método es el más dispersante, fue decidido tarde y en incoherencia con las promesas de campaña de Correa (según el matemático Rojas, en el mejor de los casos AP obtendría más de 50 asambleistas). El problema no es relamente “quienes siempre quieren engañarnos”, sino “quienes siempre queremos engañarnos”.

  2. ¿Cómo votar el día domingo? Si, el día de elecciones para Asambleístas. : Saturn Attacks Says:

    […] Tips para votar 1: Vote por uno menos. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: