Delincuentes y Ajusticiados en el Congreso

by

No, se equivocó: no voy a escribir sobre los sucesos “veinte-abrilescos” de la semana pasada, sino que voy a reproducir un artículo que uno de los mejores historiadores del país presentó el sábado anterior en El Comercio:

La picota estuvo donde hoy está el Parlamento

* Por Vladimir Serrano, para El Comercio

Congreso

El motivo por el cual se escogió el lugar que ocupa el Palacio Legislativo es intrigante, puesto que desde fines del siglo XVI ahí se levantó la picota, o sea la columna de piedra destinada a ajusticiar delincuentes en la Colonia y a los fusilamientos en la República.

La crisis monetaria que padeció Quito en esos primeros tiempos del régimen hispano devino en una pronta falsificación de moneda, delito que fue sancionado con la pena de muerte.

La emergencia económica atribuida a los falsificadores y no a la verdadera causa que era la escasez de metales preciosos, obligó a las autoridades a crear miedo a través del escarmiento. Se levantó la horrible columna, que ahora reposa en un patio del Centro Cultural Metropolitano.

Los más antiguos mapas de Quito, como el de Alsedo y Herrera, el de La Condamine… ubican el sitio y su macabra función. Lo extraño es que, como bien lo señala Luciano Andrade Marín, coincide con el Palacio Legislativo, que de esta manera, según lo afirmarían los conocedores de la geomancia, su labor se contaminaría de energías históricas de la peor especie.

Pues a todo lo dicho hay que agregar, que los cadáveres de los delincuentes permanecían insepultos.

En el año de 1867, según lo menciona James Orton, cuando falleció uno de los miembros de su expedición, el coronel Phineas Staunton, como era protestante y su cadáver no fue admitido en el cementerio de El Tejar, se enterró cerca de la picota, inaugurando de esa manera lo que sería conocido más tarde como el panteón de los Protestantes, con lo cual mejoró su condición el lugar.

Antes de que el Palacio Legislativo contara con local propio, funcionó en el Palacio de Gobierno y hubo un proyecto para ubicarlo donde hoy se encuentra la Vicepresidencia. Con algo de sorna pudiera decir que lo adecuado hubiese sido que el Parlamento se emplazará en un local con mejores usos históricos que en el de la ejecución de los delincuentes.¿Será que por eso siempre están en la picota los legisladores?

Una respuesta to “Delincuentes y Ajusticiados en el Congreso”

  1. Diego Lopez Says:

    Estimados Blogeros y seguidores, les presento el portal http://www.somosdemocracia.org, iniciativa ciudadana encaminada a permitir a todos los ecuatorianos a crear su propio espacio y asi motivar a que cada uno de ellos expresen sus propuestas y asi empezar el GRAN DEBATE NACIONAL.

    La democracia es tal, solo cuando participamos todos

    Este miercoles es el lanzamiento del portal a las 3pm en el campus LAS PEÑAS de la Escuela Superior Politecnica del Litoral, quedan todos invitados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: