Lo barato sale caro

by

Desde antes de asumir el gobierno, Rafael Correa ha tenido un duro aterrizaje en la real politik: aunque sigue siendo impopular, el Congreso conserva su espacio de poder y eso le ha obligado a iniciar conversaciones con los bloques más afines a la propuesta de Asamblea.

El gobierno ha mantenido la tesis de las coincidencias afortunadas: que si el Contralor resulta gutierrista y justo, de coincidencia, ese partido da los votos para hacer realidad la Asamblea, es pura coincidencia. Si mañana algunos diputados pro-asamblea tienen cuotas de poder en sus provincias (tenencias políticas, gerentes de empresas provinciales, etc.) será, asimismo, fruto de la casualidad. Eso sí, quien dude del discurso del gobierno es agorero o infiltrado.

No nos engañemos, si los partidos han facilitado el camino a la consulta y Asamblea no ha sido  de gratis.

El presidente Correa ha justificado las concesiones a la partidocracia diciendo que ha buscado lograr los objetivos (consulta, Asamblea, nueva constitución) al menor costo posible. Esperemos que esa economía del desgaste político no resulte al final del día más caro a través de ceder a la partidocracia el control de la Asamblea.

 
¿Una asamblea de partidos o de ciudadanos?

 
Correa puede elegir pelearse con los partidos –maximizando el costo político, en su jerga de economista- o aceptar ceder ciertos detalles, convirtiéndose en el nuevo Fabián Alarcón. El presidente debe recordar que el objetivo no es hacer una Asamblea Constituyente por hacerla, sino crear una entidad de plenos poderes donde la ciudadanía establezca reglas claras para que ninguna casta política (nueva o reencauchada, con membrete de partido o de movimiento, etc.) utilice el poder político para su beneficio particular sometiendo a la mayoría de ciudadanos.

El gobierno no puede ceder en ciertos puntos de la convocatoria a consulta, pero principalmente no puede renunciar a aprobar la Asamblea a través de consulta popular. Otro camino (reforma elaborada por el Congreso) puede ser económica en términos monetarios pero producirá un ente a imagen y semejanza del legislativo.

Algunos puntos en los que Correa no puede ceder:

  • Que la Asamblea tenga plenos poderes, pero en serio, no sólo para reformar la Constitución sino para reorganizar los poderes constituidos, cambiar los actos que éstos emitan y hasta, de ser el caso, dictar un nuevo estatuto electoral y organizar un nuevo tribunal electoral, para asegurar que el referéndum aprobatorio de la nueva constitución no sea alterado.
  • Que sea requisito la recolección de firmas. Sea 1% del padrón o la mitad. Pero es necesario un límite de firmas para evitar que la dispersión de movimientos ciudadanos los vuelva invisibles, dejando en el juego sólo a los partidos.
  • Cambiar el método de asignación de escaños. El estatuto de la consulta ahora prevé un método proporcional de asignar escaños. Debe precisarse cuál método proporcional (webster, imperiali, d’Hondt, Rojas, etc.) ha de usarse. Personalmente, sugiero analizar un método mayoritario de asignación, dentro de sub-distritos, donde, por ejemplo, la población de Guayas sea dividida en 18 sub-distritos del mismo número de votantes, donde el más votado en cada uno gana la elección. O puede haber 9 sub-distritos que asignen 2 escaños cada uno. Así en cada provincia.
  • Que se cumpla el requisito de presentar declaraciones de bienes previo a la posesión. Por cierto, los diputados también deben cumplir este requisito, ¿lo habrán hecho?
  • Que se prolongue el período de la Constituyente. El estatuto actual establece una duración de 6 meses, que puede aumentarse a 8 meses. La anterior Asamblea inició actividades a fines de diciembre de 1997 y terminó el 5 de junio de 1998, vencido su plazo establecido en aquella consulta. Los más de 6 meses no alcanzaron para que esa Asamblea trabaje a profundidad como lo reconoció el mismo Osvaldo Hurtado: se demoraron en hacer una maravillosa parte dogmática pero no avanzaron a componer la parte orgánica –donde está el corazón del sistema político.
  • Debe ser fundamental que trabajen sobre la base de un borrador. Aquel que se encargó al Conesup debe nacer de una Comisión de altísimo nivel (académico y ético), no de un grupo de rectores donde hay de todo, desde sabios hasta sapos.           

6 comentarios to “Lo barato sale caro”

  1. jao Says:

    Los temas anteriores son correctos e incluiria el requerimiento que la mitad de la asamblea sean menores de 45 años

    Este es el momento que tiene Correa para presionar al Congreso. El Congreso como buen boxeador profesional esta haciendo tiempo en el tema de la consulta, para que con la premura de tiempo se imponga cualquier tipo de asamblea menos a la quiere la gente o que pase el tiempo y comience el desgaste que produce el poder que no genera resultados y ese momento el presidente Correa este madurito para “trabajar” con el Congreso al viejo estilo de partidocracia, si quiere seguir gobernando en el pais

  2. TresMagnolias Says:

    Tengo la seguridad que se puede enunciar un requisito mejor a “menor de 45 primaveras”. Yo puedo tener 45.5 primaveras y tener todos los requisitos deseables para el bien común ecuatoriano. La edad en sí no es el problema. Lo que tal vez se quiera evitar es gente que haya tenido experiencia en el manejo deshonesto de la cosa pública. Pero para enunciar esto hay que hacerlo correctamente y no sólo aludir a la edad.

  3. jao Says:

    Yo decia el tema de 45 años. porque representa un tema generacional obviamente para ser corrupto no se tiene edad. El tema generacional es importante por implica un relevo de viejas estructuras politicas ademas es probable que los asambleistas menores de 45 años se alinie mejor con las ideas del presidente..

    Yo pienso que para ciertos proyectos en donde implique cambios fundamentales fuertes es mas facil realizar algun cambio profundo con gente inexperta que crean el proyecto que con en gente con experiencia que esta comprometida con el pasado. Y refundar el pais es el objetivo de la asamblea

  4. David Ochoa Says:

    creo que la diferencia por edad en las candidaturas si se mantiene en el estatuto, pero de ahi a que salgan elegidos los jóvenes, dependerá de las urnas. no creo en ganar en la mesa lo que se debe ganar en las elecciones.

  5. Fátima Says:

    Yo quisiera que me digan en base a qué debemos suponer que los candidatos a la Asamblea que ganen serán “ciudadanos” y no saldrán de las listas de los partidos poíticos.

    Gilmar Gutiérrez quedó como tercer candidato a Presidente, que si Lucio se lanza a asambleista (que lo va a hacer) capaz que arrasa.

  6. j_major Says:

    Este dìa apareciò el nuevo (y definitivo, segùn http://www.ecuadorelige.com) estatuto, en el cual afortunadamente constan las siguientes ideas compartidas aquì:
    => se mantiene los plenos poderes de la Asamblea.
    => se exige el 1% de firmas.
    => la comisión del Conesup. de los nueve miembros, la mayoría son juristas respetables y parece que saldrá un borrador brillante para que trabaje la Asamblea.

    Sin embargo, faltan unos asuntos:
    => la prolongaciòn de la Asamblea. aunque si el borrador sale bueno, no será necesario mucho tiempo de trabajo.
    => el deber de presentar declaraciòn de bienes antes de posesionarse.
    => el mètodo de asignaciòn de escaños. no se cuàl es, pero se ha dicho que la elecciòn será individual. El texto no menciona el método a usarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: