Los orígenes de la Asamblea

de

Una contribución de Osvaldo Hurtado*

 

Desde cuando se presentó la idea de reunir una Asamblea Constituyente, hasta el día en que fue aprobada su convocatoria, expresé una opinión contraria. Incluso pedí no votar a favor en la consulta Popular. Razoné diciendo que las reformas constitucionales podía hacerlas el Congreso Nacional en ejercicio o el que fuera elegido para sucederle, y expresé mi preocupación por los graves riesgos políticos que correría el Ecuador si llegaba a reunirse un órgano de aquella naturaleza, porque cualquiera fuera su denominación inevitablemente se convertiría en Constituyente, en cuyo caso demandaría la plenitud de un poder en ejercicio del cual bien podía disolver el Congreso o reemplazar al Presidente Interino, lo que traería consigo un conflicto de poderes que agudizaría la crónica inestabilidad política que sufría el país, responsable de las recurrentes crisis económicas y de sus costosas secuelas sociales.

He escuchado en las últimas semanas a varios líderes políticos decir que no estuvieron de acuerdo con la reunión de la Asamblea Constituyente, reserva expresada aun por el primero que la sugirió (se refiere a León Febres Cordero, nota del bloguero). Lamentablemente no lo dijeron oportunamente, cuando el país necesitaba escuchar sus orientadoras voces. Quizás porque resultaba impopular decirlo en un momento en el cual, según las encuestas, más de las dos terceras partes de los ciudadanos apoyaban la Constituyente, cifra que se confirmaría en las urnas el día de las votaciones. De un tiempo acá las encuestas están provocando un efecto esterilizador de la actividad política. Su obsesivo uso lleva a los líderes a dejar de ser tales, esto es los orientadores y conductores de una opinión pública, a la que en ciertos casos están obligados a contradecir, para convertirse en mecánicos seguidores de sus volátiles tendencias, en ocasiones contrarias a los intereses nacionales.

Los movimientos sociales y los pueblos indígenas fueron los más entusiastas promotores de la Constituyente. Representados en el Congreso Nacional por Pachakutik y los partidos de izquierda, al producirse la destitución de Abdalá Bucaram exigieron convocarla a quien sería su sucesor, compromiso que fue asumido por Fabián Alarcón y suscrito por los diputados que lo nombraron. Pero instalado en Carondelet, el Presidente Interino la difirió hasta la Consulta Popular de mayo de 1997, en la que incluyó una pregunta sobre si debía reunirse una Asamblea Nacional para que reformara la Constitución. En este proceso, paulatinamente, la Asamblea dejó de ser Constituyente, pasó a ser Constitucional y terminó denominándose Nacional.

Una segunda pregunta solicitaba el pronunciamiento popular sobre si la Asamblea Nacional debía integrarse con representantes elegidos directamente por el voto de los ciudadanos o mediante una fórmula mixta, en la que una parte de los representantes fuera el fruto de elecciones indirectas realizadas por las organizaciones sociales. El resultado negativo obtenido por esta segunda opción desalentó a la llamada sociedad civil, al ver reducida la posibilidad de multiplicar su representación no sometiéndose al escrutinio directo de los electores.

Queda por responder una pregunta. ¿Por qué el pueblo se pronunció masivamente por la convocatoria a una Asamblea Nacional? ¿Acaso pensó que una reforma constitucional era el elemento que le permitiría salir de la pobreza?

Es posible que muchos no hayan advertido la relación existente entre los problemas de gobernabilidad del sistema democrático y sus bajos rendimientos económicos y sociales. Pero sí que un órgano distinto a lo que es el Congreso Nacional – en el que los ciudadanos ubican los peores vicios de la política ecuatoriana- pueda encontrar una respuesta a los problemas y frustraciones populares.

* Extracto del artículo “En los orígenes de la Asamblea Constituyente” publicada en El Comercio, el 16 de mayo de 1998. Se refiere, lógicamente, a la Asamblea que trabajó en ese año.

About these ads

5 comentarios to “Los orígenes de la Asamblea”

  1. jao Says:

    Muy cierto esto de “la relación existente entre los problemas de gobernabilidad del sistema democrático y sus bajos rendimientos económicos y sociales” y para arreglar el tema de la gobernabilidad se propone a la asamblea como solucion ya que el sistema de partidos politicos que existe en el pais ha sido incapaz de articular las peticiones de empleo y desarollo social ahora este sistema se lo llama despectivamente la “partidocracia”.

    Yo creo que el problema de la gobernabilidad es un tema de comportamientos y perdoneme la generalizacion que hago pero: la gente no hace lo que debe hacer; los politicos no hacen lo que necesita el pueblo que hagan, el pueblo obedece la ley cuando le conviene y en medio de esta confusion estan los que quieren salvar al pais con alguna reforma juridica, tipo asamblea constituyente

    Teoricamente la ley esta encima de las voluntades de los hombres, pero la ley es ley cuando los hombres estamos dispuestos a obedecerla; o estamos dispuesta hacer lo necesario para que todos la obedescamo

    En el pais pasa esto ?

    No

    Y lo peor de todo que no identificamos (a mi modo de ver) la causa primera de este comportamiento: que somos un Estado pero no Estado-Nacion.

    No existe este concepto de identidad ecuatoriana si uno analiza los discursos que aparecen o aparecieron en los medios de comunicacion se escucha posiciones como esta:

    Los indios: Nacionalizar los recursos naturales, no firmar el TLC. Y ver al mercado y la comptetitividad como el cuco que los va a destruir culturalmente. En cierta forma tienen razon pero para crear una patria nueva se tiene que destruir lo que existe, es decir los indios nunca seran competitivos si siguen casados con las actividades agricolas o de elaboracionartesanias, deben preocuparse de como dar una educacion a sus hijos que los meta en el mundo globalizado, y en esta educacion se perdera parte de sus costumbres y ese sera el precio que tengan que pagar por mejorar su situacion de vida.

    Los empresarios: dar mas libertad empresarial, firmar el TLC y tener mas libertad para libertad para explotar al hombre a la naturaleza sin que exista regulacion alguna (entre los mas radicales)

    Servidores publicos: Subirse el sueldo en el momento mas propicio ( justamente al final del periodo de cada presidente en el momento de mayor confusion) y estar amparados en un regimen autonomico intocable

    Diputados: repartirses las comisiones lesgilativas y los organismo de control para estar libre de cualquier chanchuyo en que ellos puedan estar implicados en el futuro. Y con los mismos organos de control realizar persecucion politica

    Ciudadanos progresista: Mucha gente profesional especialmente alborotada que a la asamblea llegara gente con mentalidad progresista e ira a imponener un marco juridico que nos saque de la ingobernabilidad, pero yo me pregunto si el proyecto de ciudadanos por algun motivo divino llegan a tener exito, Cuantos estaria dispuesto a cambiar sus ideales progresista por alguna propuesta que haga el hombre del maletin? cambiaran sus sueños 50000, por 1’000000 o por 5’000000 de dolares ? Esto no es un tema que se ha tratado con seriedad en los medios de comunicacion ya que asamblea de ideales progresista va a poner en amenaza de muerte a un aparato sistematico para el asalto del presupueso del Estado (la gran vaca lechera) que se estima que genera por concepto de corrupcion principalmente 2000 a 3000 milones de dolares al año y este aparato no se va a quedar con los brazos cruzado con una asamblea constituyente va meter ficha, por eso se rumoraba que ya habia un fondo 300 a 800 millones de dolares solo para comprar asambleistas

    Y se podran seguir describiendo a otros grupos,pero si uno pone en la asamble a todos estos actores. Ustedes creen que la asamblea constituyente tendra exito ?

  2. Schiz Cum Snake Says:

    Pero no existe tal cosa como un Estado-Nación. No creo que exista en estos tiempos, ni creo que ha existido eso en mucho tiempo. ¿Alguna vez ha existido realmente un Estado-Nación? ¿Holanda?

    Y yo estoy de acuerdo en lo que dice jao. Los así llamados oprimidos (léase indios) son la clase popular con la mentalidad más conservadora y derechista que hay en este país. Y los bobos del gremio pseudointelectual de la izquierda rancia de este país no les hacen ningún favor a ellos ni al resto al aplaudir y favorecer su aislamiento medieval.

    En cuanto a los liberales, he estado observando sus razonamientos y los de sus opositores, y creo que casi todos tienen una visión miope de la manoseada palabrita (neoliberalismo) que defienden o atacan y de su filosofía subyacente. Porque creo que el libertarianismo idealmente conduciría a los más cercano que se puede concebir como un sistema socialista (digo, el Estado no es el único núcleo que podría volverse tiránico, por cuanto otros poderes pueden ser tanto o más peligrosos).

  3. El Apestado Says:

    Contribucion extemporanea de un personaje extemporaneo

  4. TresMagnolias Says:

    Completamente fuera de tema, pero a alguien le tengo que preguntar:
    ¿Es un hijo de Osvaldo Hurtado la persona que escribe para El Comercio semanalmente? Se llama Sebastián Hurtado Pérez. Recuerdo que la esposa del Dr Hurtado se llamaba Margarita Pérez, y sólo tengo esa humilde curiosidad de saber si ese contribuyente del diario está relacionado al ex-presidente.

  5. David Ochoa Says:

    JAO: más de acuerdo no puedo estar: cada grupo ve por su interés particular y, quien se ocupa del interés general?

    me dio miedo saber la cantidad de billete que hay para comprar conciencias. y sí ha de ser cierto.

    yo recuerdo que cuando lucio instaló la pichi corte, los empresarios de quito crearon un fondo para comprar las conciencias de los diputados para armar una mayoría que destruya la pichi corte para que cesen las protestas y puedan volver a trabajar. creo que no les alcanzó el billete y las protestas apuraron las cosas.

    SCHIZ: es cierto eso de la mentalidad indígena y el medioevo (no digo medio-Evo, aunque también). y creo que esa va a ser la más grande discusión de la asamblea: queremos una sociedad que progrese económicamente para crear bienestar o queremos una sociedad con economía descalabrada pero “altiva i soberana” (con error ortográfico incluido)

    3MAGNOLIAS: en efecto, es el hijo. creo que el mayor. anécdota: los dos mellizos que nacieron durante su mandato fueron compañeros míos en la u

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: